Celebramos el Día Internacional de la Mujer: Historias inspiradoras de nuestras coaches – Parte II

En honor al Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo, en Wezone decidimos acercar a nuestra comunidad de Wezoners a las historias inspiradoras de nuestras coaches.

Hace unos días os compartíamos la primera parte con las historias de nuestras coaches Alexia, Carla, Carol y Eli. Puedes leer sus vivencias en este post. Hoy os traemos algunas más.

Recordemos qué les preguntamos: cuánto tiempo llevan practicándolo, cómo llegaron a Wezone, qué deportes practicaban antes, a qué retos se enfrentan por ser mujer y practicar este deporte y que es lo que más les gusta. 

Descubre cómo nuestras coaches incorporaron el CrossFit a su vida diaria.

María

Wezone Coaches

Me uní a Wezone el 9 de diciembre de 2023… ¡Llevo 4 meses con vosotros y mi sentido de pertenencia dentro del equipo ya es muy sólido! Antes de unirme a esta comunidad, tuve la oportunidad de formar parte del equipo nacional de judo en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid. Recibí una beca para estudiar y entrenar a alto nivel. Durante ese tiempo, me dediqué a este deporte de lucha en el que las mujeres no son muy comunes. A menudo se tiende a pensar que las chicas somos más débiles y que nos resulta más difícil competir en este deporte. Sin embargo, esa percepción no me detuvo y continué esforzándome por alcanzar mis metas deportivas y académicas.

Dentro del equipo de Wezone me siento valorada y apoyada por mis compañeros y líderes, lo que me permite contribuir de manera significativa al equipo y trabajar en un entorno colaborativo. Y también poner mi granito de arena para hacer frente a uno de los retos sociales a los que me enfrento al hacer CrossFit: la presión para demostrar fortaleza y competencia.

Esta presión puede alimentar el ego masculino y crear un ambiente de competencia excesiva entre los participantes. También dificulta que algunos hombres se sientan cómodos admitiendo sus propias limitaciones o buscando ayuda cuando la necesitan, lo que puede afectar negativamente su experiencia en el deporte. Es importante fomentar un ambiente de apoyo mutuo y reconocer que todos tenemos diferentes niveles de habilidad y condición física.

Muchas mujeres pueden pensar que es un deporte que no es para ellas, yo les diría que no tengan miedo y vengan a probar el CrossFit. Es un deporte increíblemente gratificante que puede transformar tanto el cuerpo como la mente. Aunque pueda parecer desafiante al principio, el apoyo de la comunidad y la satisfacción de superar tus propios límites son incomparables. ¡Anímense a darle una oportunidad! 

Para convencerlas les explicaré que mi parte favorita de ser una mujer y hacer CrossFit es la sensación de fortalecimiento que obtengo cada vez que supero un nuevo desafío o logro personal en el box. El CrossFit me ha enseñado a creer en mí misma y a apreciar la increíble capacidad de mi cuerpo para adaptarse y mejorar.

Jenni

Wezone coach

Crecí en Estados Unidos, pero llevo 7 años en España, los tres últimos de ellos trabajando en Wezone como coach. También gestiono el centro de Pacífico y organizo formaciones para todos los coaches de la empresa. 

Antes de practicar CrossFit, iba a un gimnasio tradicional de vez en cuando. También hacía carreras y bailaba. Era bastante dispersa con mi “fitness” y cuando empecé con este deporte pude por fin sentir una conexión con todas las actividades físicas que había hecho hasta entonces. A veces incluso me encanta la “coreografía” de los movimientos de CrossFit y de hacer halterofilia y ¡algunos  ejercicios gimnásticos son como hacer un baile! 

A riesgo de que suene cursi, Wezone es mi segundo hogar y mi segunda familia en España. En estos tres últimos años he encontrado en el equipo unos amigos que me han acompañado en lo bueno y en lo malo. Siempre había querido tener un hermano mayor y aquí tengo varios. Ahora la cantidad de mujer coaches va creciendo, así que tengo también unas nuevas hermanas con quien compartir.

Aunque me considero una mujer fuerte, y no puedo estar más orgullosa de ello, cada día me enfrento con las normas de una sociedad que todavía impone ciertas nociones de “feminidad,” tanto de apariencia física como manera de ser. Gracias al CrossFit puedo tener músculos y a la vez expresar mi lado femenino.  Además, me mola poder inspirar a otras mujeres a levantar pesas sin miedo de “ponerse como un hombre”. 

Mi parte favorita de ser una mujer que hace CrossFit es poder acompañar a mis clientes (tanto mujeres como hombres) en su crecimiento inicial y descubrir su potencial. Ver sus logros día a día, acompañarlos en el sufrimiento en las clases y mostrar que con 40 años se pueden sentir mejor que muchos con 30, gracias a este deporte, me apasiona.

Stephi

Wezone Coaches

Soy de Colombia y entrenadora de Wezone desde septiembre de 2022. Recuerdo que, antes de empezar con este deporte, era muy delgada y frágil. La única actividad física que hacía era salir dos o tres veces por semana a correr. 

Ser mujer y practicar CrossFit es una forma de hacer que la vida sea más divertida. No solo fortalece tus aptitudes físicas, sino también tu actitud personal. Gracias a esta práctica se mejoran tus pensamientos y tu entorno social. Así que, a todas las mujeres que todavía no se atreven les diría que no duden en darle una oportunidad al CrossFit para mejorar mucho más su paso por la vida. 

Una de las cosas que más me gusta y que siento que más me ha beneficiado de practicar CrossFit es la capacidad de tener una mente fuerte. Bueno, la mente y también el cuerpo. Además, para mí, Wezone se ha convertido en un lugar para el desarrollo profesional, trabajo en equipo y apoyo para un propósito en común.

Victoria

Wezone Coach

Hace 10 meses que me uní a la familia Wezone como Coach de Arturo Soria. Desde el día uno me he sentido totalmente arropada por el equipo y la comunidad Wezone, hubo una conexión inmediata con todos, sintiéndome muy identificada con sus valores, intereses y metas.

Antes de empezar a practicar CrossFit mezclaba un poco de gimnasio y fútbol. Uno de los retos de cuando empecé con esta disciplina es entender que cuando la sociedad ve a una chica (atleta) con musculatura les desagrada o dicen “hey, yo no quiero ese cuerpo”. En cambio, un cuerpo extremadamente delgado (posiblemente no sano) sí lo ven atractivo. Este es uno de los grandes retos.

Seguro que hay muchas mujeres ahí fuera que se lo están pensando, pero todavía no se animan a hacer CrossFit. Les diría que lo intenten, ¡que dejen el miedo a un lado! Este deporte se hace para divertirse y mantenerse en forma, para compartir y despejar la cabeza, que no se les va a poner la espalda como la de un hombre, que las chicas con una base de fuerza o musculación es totalmente hermoso. Y además es un reto levantar muchos kilos.

Y con el testimonio de Victoria terminamos nuestro especial homenaje a las mujeres y a las coaches que acompañan a los Wezoners en sus boxes.  Estamos agradecidos con nuestras compañeras por haber compartido sus experiencias con nosotros.

No te lo pienses más, únete a nuestra comunidad y empieza el cambio.

¡Te esperamos!